Este viernes aumenta la nafta, pese al congelamiento que habían anunciado

Posted Junio 02, 2018

Los precios finales de las naftas y gasoils aumentarán a partir de mañana hasta 5,0% y 4,5% en todo el país como parte de la reformulación del Acuerdo de Estabilidad de Precios que alcanzó a comienzos de mayo el Gobierno nacional con las empresas YPF, Shell y Pan American Energy, informó esta noche el Ministerio de Energía al agregar que adicionalmente a partir de julio se dispondrá otro aumento de hasta 3%. Lo que significará un aumento de 40 centavos por litro, según confirmaron fuentes gubernamentales y del sector privado.

"Los productores de petróleo crudo acompañarán este esfuerzo limitando los precios de la compra-venta de su producción en el mercado interno durante los meses de mayo, junio y julio del corriente año". El litro de nafta súper superará los 28 pesos en la Ciudad de Buenos Aires.

Por la suba del impuesto, el Tesoro recaudaría en junio más de $ 600 millones adicionales.


Técnicamente lo que hará el gobierno es aumentar un 6,7% el Impuesto a los Combustibles lo que tendrá un impacto directo de entre 1,5 y 2 por ciento sobre los actuales valores en los surtidores.

Sin embargo, desde hoy (viernes) entró a regir una modificación en el impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC).

En el caso del gasoil se paga sobre el 90% del precio, porque el 10% se mezcla con biodiesel, también libre de impuestos.


El renovado impuesto se aplicará sobre el 88% del valor de las naftas en las estaciones, ya que el 12% restante corresponde a bioetanol, que está exento. En esa reforma (ley 27430) se dispuso el siguiente cambio: se estableció actualizar en forma trimestral los montos fijos del impuesto sobre la base de las variaciones del Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Indec. Las empresas confiaban en que, tal como había dejado entrever el Ministerio de Energía, la AFIP postergaría la actualización impositiva.

En concreto, las partes que volverán a reunirse este viernes para discutir el aumento, no decidieron dar marcha atrás con el aumento, sino postergarlo provisoriamente porque todavía no se ponían de acuerdo con el porcentaje de alza a aplicarse en junio. Es que el atraso en surtidores ronda el 25% por la devaluación del peso (el dólar se apreció casi un 23% desde mediados de abril) y la escalada del precio internacional, que orilló los 80 dólares y ayer cerró a 77,50 dólares.