Cleveland superó a Boston y jugará su cuarta final consecutiva

Posted Junio 01, 2018

Golden State buscará su tercer título al hilo, mientras que LeBron James saldrá por su cuarto anillo, el segundo con Cleveland, en una serie final promete.

Los Celtics, a pesar de sufrir la ausencia de los dos jugadores franquicia que ficharon al comienzo de temporada, el base Kyrie Irving y el alero Gordon Hayward, tuvieron la oportunidad de haber llegado a las Finales de la NBA de no haberse encontrado con la mejor versión de James, que fue el que hizo la diferencia.

El inicio de la serie por el trofeo Larry O'Brien iniciará el jueves con rival para los Cavaliers aún por definir, ya que la serie por el campeonato del Oeste sigue en suspenso con Warriors y Rockets igualados a tres victorias. "Lo hace en este nivel con la presión, contra todo". No importa”, decía Stevens. "Nuestro objetivo en las series era hacerle gastar tanta energía como fuera humanamente posible".


El partido comenzó como se esperaba, Al Horford y Jayson Tatum cargando con el equipo, y los Celtics llegaron a tener una ventaja de 12 puntos en el segundo cuarto y tenían contra las cuerdas a Cleveland.

Otro de los protagonistas principales fue Jeff Green, quien suplió a Kevin Love (conmoción), y tuvo una gran participación ofensiva y defensiva.

Con las ausencias en el quinteto titular, "El Rey" se cargó al equipo para una racha de 16-8 que acercó hasta a 2 puntos a Cleveland.


"Tengo mucho en la mente en este momento, creo que nos descontaban mucho esta temporada". El zumo, sin duda, le salió de estrella michelín. Los dos equipos estuvieron desatinados en triples (anotaron 9 de 35 los Cavs y 7 de 39 los de Boston), pero los de Cleveland fueron superiores en porcentaje de tiro de campo (45% frente a 34%).

El jugador den baloncesto ha dicho varias veces desde que regresó a casa en 2014 que quiere retirarse con los Cavaliers, pero la mayoria de sus fanáticos muestran intranquilidad porque puede optar por no participar en su contrato de $ 35.6 millones este verano y probar la agencia libre. El técnico insistió en lo doloroso que fue ver empañado el sueño de volver a una final después de ocho años.