Las Fuerzas Armadas de intervendrán en paro de camioneros — Crisis en Brasil

Posted May 27, 2018

"Conseguimos parar 25 estados brasileños con más de 504 bloqueos", añadió la entidad, en referencia a un discurso del presidente Michel Temer, quien afirmó que el movimiento proseguía porque estaba impulsado por una "minoría radical".

Para AI, "enviar a las Fuerzas Armadas es un error grave y puede llevar a una escalada de violencia" y supone un "paso inadmisible en el camino de la militarización de la gestión política del país".

El ministro de Defensa, Joaquim Silva, se reunió en la tarde del viernes con los comandantes de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea, el Jefe del Programa Conjunto personal de las Fuerzas Armadas y el Comandante Operaciones Terrestres del Ejército.

El ministro anunció además que unos 20 empresarios fueron llamados a declarar y serán investigados, presuntamente por organizar un 'lockout' y aprovecharse de los justos reclamos de los camioneros para lucrar.


- País paralizado - La crisis, a menos de cinco meses de las elecciones presidenciales, se desencadenó por una rebelión de los camioneros contra las sucesivas alzas del diésel.

El acuerdo alcanzado el jueves preveía suspender por 15 días el movimiento, en contrapartida de suprimir un gravamen sobre el diésel y a crear un sistema de subvenciones para prolongar la reducción de 10 por ciento del precio del diésel a la salida de las refinerías anunciada por Petrobras, inicialmente limitado a quince días.

En su editorial del sábado, el cotidiano Estado de Sao Paulo asigna una "irresponsabilidad generalizada", tanto a los huelguistas como al gobierno, que actuó con "demasiada lentitud".

Así como en Sao Paulo, otras ciudades como Río de Janeiro, Brasilia y Recife han sentido fuertemente la consecuencias de la huelga de camioneros, que exigen más medidas por parte del Gobierno, a pesar de que ya ha cedido a parte de sus presiones.


El aeropuerto de Brasilia se vio obligado a cancelar vuelos este viernes después de que se agotaran las reservas de combustible debido a una huelga de camioneros que desde hace cinco días bloquea carreteras en todo el país.

El alcalde de Sao Paulo, Bruno Covas, decretó el estado de emergencia en la capital económica y financiera lo que le permite realizar compras sin licitación, aprender bienes privados o en su defecto tomar el combustible que este almacenado en estaciones de servicio.

La crisis cuestiona la capacidad de articulación política del gobierno hasta el traspaso de poder en enero próximo y de dar un respaldo eficaz a su candidato, el exministro de Hacienda Henrique Meirelles.

Ante la amenaza, uno de los principales sindicatos que había rechazado el acuerdo con el gobierno, la Asociación Brasileña de Camioneros (Abcam), pidió levantar los cortes de rutas "por razones de seguridad", aunque sin cesar las protestas. Amnistía Internacional (AI) consideró "inadmisible" la publicación de un decreto firmado por el Presidente.