Producción de crudo de Venezuela sigue en caída, según la OPEP

Posted May 17, 2018

El informe de API de esta semana parece haber servido como un llamado de atención para los operadores después de muchos informes optimistas sobre la fuerte demanda de crudo, ayudado por el último informe de productividad de perforación de EIA, que estimaba que la producción de petróleo de esquisto en el Bajo 48 saltaría por un registro de 144.000 barriles por día (bpd) este mes, hasta 7.178 millones de bpd.

El acuerdo, que tiene como objetivo estabilizar los precios del mercado, fue extendido hasta finales de 2018. "Goldman Sachs Group Inc. predice que el Brent subirá a 82,50 dólares el barril en los próximos meses, y dice que hay una probabilidad de que los precios superen ese nivel, pero estima que el petróleo volverá a caer en 2019", señala el sitio colombiano Portafolio.

La OPEP afirmó que se encuentra preparada para actuar en caso de que la inestabilidad de los precios persista, en un intento de calmar los mercados.


Este cuello de botella en América del Norte probablemente contribuyó a un aumento de 4,9 millones de barriles en los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos, que alcanzaron 435,6 millones de barriles según datos difundidos el martes por el Instituto Americano del Petróleo.

Al asumir la presidencia de PDVSA y el ministerio de Petróleo a fines de 2017, el general Manuel Quevedo se comprometió a subir la producción en un millón de barriles diarios, reestructurando las deudas con Rusia y China, buscando nuevas inversiones para atender campos petroleros cerrados e incentivando a sus socios para impulsar la producción en proyectos existentes.

Aseguró que es difícil de pronosticar el impacto de la decisión de la administración estadounidense de Donald Trump, aunque, como ejemplo, recordó que, por culpa de las sanciones de 2012, las exportaciones de crudo de Irán cayeron en torno a 1,2 millones de barriles diarios -actualmente vende 2,4 millones de barriles-.


El informe, junto a la tensión reciente en Medio Oriente, ha elevado los precios del petróleo.

En tanto, el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en junio también a las 08:00 GMT, caía 28 centavos de dólar (0.39 por ciento) y se cotizaba en 71.02 dólares.

El crudo Brent cerró a 78,43 dólares el barril, un alza de 20 centavos, o un 0,3 por ciento, luego de alcanzar un máximo intradiario de 79,47 dólares el barril, un alza de 1,24 dólares y su valor más alto desde noviembre de 2014, según reseñaron agencias especializadas.