Michigan State compensará a víctimas de Larry Nassar con $500 millones

Posted May 17, 2018

La universidad de Michigan State acordó pagar un total de 500 millones de dólares a más de 300 mujeres y niñas que dicen que fueron agredidas sexualmente por el médico deportivo Larry Nassar, en el peor caso de abusos sexuales en la historia del deporte, dijo el centro académico el miércoles.

El acuerdo exige que la escuela pague 425 millones a las 332 víctimas representadas en el litigio actual, y que se reserven otros 75 millones en un fondo fiduciario, que podría destinarse a futuros demandantes que aleguen que Nassar los maltrató.

El dinero que recibirán las víctimas es similar al entregado por algunas diócesis católicas de Estados Unidos como resultado de escándalos de abuso sexual por parte del clero.


"Nos disculpamos realmente con todas las víctimas y sus familias por lo que han sufrido y admiramos el valor que ha requerido para contar sus historias", dijo Brian Breslin, presidente de la junta de gobernadores de la universidad. "Reconocemos la necesidad de cambio en nuestro campus y en nuestra comunidad en cuanto a conciencia y prevención de la agresión sexual".

El estado de Michigan y los abogados de 332 víctimas anunciaron el acuerdo después de negociar en privado con la ayuda de un mediador.

Larry Nassar se declaró culpable de abusar sexualmente de pacientes y posesión de pornografía infantil. Muchas de sus víctimas acusaron a la institución de haber encubierto las actividades perversas de Nassar al ignorar denuncias, quejas y reclamos sobre el comportamiento del médico. El médico gozaba de reputación internacional mientras trabajaba al mismo tiempo para la Federación de Gimnastas de Estados Unidos (USA Gymnastics), que trata a gimnastas olímpicos.


Los medallistas olímpicos de oro Jordyn Wieber, Aly Raisman, Gabby Douglas y McKayla Maroney dicen que estuvieron entre las víctimas de Nassar.

El acuerdo se aplica solo a Michigan State.

Este entendimiento no resuelve las demandas contra USA Gymnastics, contra el Comité Olímpico estadounidense ni contra los entrenadores de gimnasia Bela y Marta Karolyi, entre otros.