La OMS quiere erradicar el consumo de grasas trans

Posted May 16, 2018

La eliminación de las grasas trans es clave para proteger la salud y salvar vidas, afirma la OMS, que estima que cada año el consumo de grasas trans conduce a más de 500.000 muertes por enfermedades cardiovasculares.

El programa, denominado Replace, incluye seis acciones estratégicas para eliminar ese producto, que se forma cuando el aceite líquido se transforma en una grasa sólida a través de un proceso de hidrogenación, como las margarinas, patas fritas, y otros. Además, se encuentran naturalmente en alimentos derivados de determinadas carnes y productos lácteos. La mayoría de las grasas trans de nuestra alimentación provienen de alimentos procesados preparados con aceites vegetales parcialmente hidrogenados.

En Dinamarca, el primer país en aplicar restricciones sobre estas grasas, se observó una disminución del contenido de trans industriales en productos alimenticios al mismo tiempo que un descenso del número de muertes por enfermedades cardiovasculares, que fue más rápido que el experimentado en otros miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Economicos. Para eso propone seis acciones estratégicas que permitirían pasar de una cadena alimentaria con gran cantidad de grasas trans a una en que no existan.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó este lunes la iniciativa 'REPLACE', una guía paso a paso para la eliminación de la cadena alimentaria de las grasas trans, que están producidas industrialmente y son unas de las mayores responsables de las enfermedades cardiovasculares, las cuales son a su vez la primera causa de muerte en el mundo.

Entre las tareas a cumplir que sugiere la OMS se cuentan: revisar la situación nacional, promover el reemplazo por otras fuentes de grasas más sana, legislar para prohibir las grasas trans y evaluar el contenido en la cadena alimentaria y los cambios de hábitos en la población.

-Las dietas basadas en el consumo de elevadas cantidades de grasas trans incrementan el riesgo de sufrir un ataque al corazón un 21 % y el de muerte un 28 %. Las grasas trans también pueden provocar efectos secundarios nocivos para la salud, como el aumento de los niveles de colesterol LDL.


Según el organismo, varios países ricos han logrado eliminarlas totalmente o parcialmente, poniendo límites a la cantidad permitida.

El objetivo de la agencia humanitaria de la ONU es que estos cambios se implementen también en los países de bajos y medianos ingresos y donde los controles son normalmente más débiles.

Por su parte, Tedros dijo que estaba convencido que todos los países del mundo se comprometerán en la campaña "en interés de sus propios ciudadanos".