El gobierno negó que la suba del dólar se traslade a precios

Posted May 13, 2018

Según el ministro, ese encuentro fue "positivo", y los empresarios mostraron su apoyo al rescate financiero del Fondo Monetario Internacional que negocia estas semanas el Gobierno para intentar frenar la inestabilidad financiera que sacudió el país durante las últimas dos semanas.

"No es un problema el ajuste del tipo de cambio, es algo coyuntural, en pocos días será historia", intentó desdramatizar el ministro de la Producción, aunque la presión sobre la divisa a su vez podría impactar en la inflación de los próximos meses.

El Presidente les dio a entender que el organismo que preside Christine Lagarde acepta la política de gradualismo para llegar al equilibrio fiscal.


Este viernes, Ratazzi se había pronunciado a favor de la decisión oficial e incluso había deslizado: "Un dólar a 26 pesos estaría bien".

En ese contexto de nerviosismo, el Presidente tuvo una seguidilla de reuniones en Olivos. Al inicio de la jornada, el dólar saltó por encima de los 24 pesos en los mercados mayorista y minorista, motivando una intervención del Banco Central de la República de Argentina (BCRA), que vendió más de 1.100 millones de dólares en el mercado de contado. Por la mañana, recibió a Dujovne, que fue directo desde Ezeiza apenas aterrizó desde Washington.

"Hemos pedido que se considere para Argentina un acuerdo Stand-By de alto acceso", señaló Dujovne. Las gestiones formales serán después de la reunión de directorio del FMI, la semana próxima.


"Fue una reunión amena, era a agenda abierta y el Presidente comentó y fue preguntado por el acuerdo con el FMI, que tiene que ver con la zozobra del mercado cambiario", sostuvo.

Además del titular de AEA, fueron convocado a la residencia presidencial los CEOs y presidentes de Molinos, Amancio Oneto; de CAME, Gerardo Diaz Beltrán; de la UIA, Miguel Acevedo; de Techint, Luis Betnaza; de la CACS, Eduardo Eurnekian; del Santander Río, Enrique Cristofani; de Coto, Alfredo Coto; de IRSA, Eduardo Elzstain; de Fiat, Cristiano Rattazzi; y de Globant, Martin Migoya.

El presidente Mauricio Macri ha insistido en mencionar que el elevado gasto público desatado en el gobierno de Cristina Fernández es una de las principales razones por las cuales la economía argentina todavía sigue en un proceso de estabilización, que incluso lo llevaron a realizar ajustes en las tarifas de los servicios básicos, desde el 2015.


En los últimos días la cámara manifestó su respaldo al Ejecutivo e invitó a la dirigencia en general a sumar voluntades para que el país "continúe por la senda de la normalización de la economía, a través de políticas que le den previsibilidad y promuevan el crecimiento".