Argentina sube otra vez tasa para limitar caída de su moneda

Posted May 10, 2018

El Banco Central de Argentina (BCRA) decidió el jueves elevar su tasa de política monetaria, conocida como "corredor de pases a siete días", en 300 puntos básicos, luego de un fuerte ascenso del dólar estadounidense, que alcanzó el jueves su punto más alto en lo que va de 2018.

Esta medida tiene por objetivo que, de acá al lunes, los bancos vendan parte de los dólares que tengan y pongan mayor cantidad de circulante de dólares, lo que tendría un efecto directo en el precio del dólar que ya empezó a bajar después de los anuncios de la autoridad monetaria.

Al ser consultado sobre cuál será la estrategia oficial, el funcionario dijo que la autoridad monetaria "tiene todas las herramientas y el apoyo nuestro para manejar estas situaciones de mercado como cuando subió las tasas o vendió reservas".


La cotización del dólar marcó ayer un nuevo récord, al subir 64 centavos en el mercado minorista y cerrar la jornada en 21,524 pesos por unidad en la City porteña.

En la última semana, el Banco Central (BCRA) fue noticia por las tres subas en la tasa de interés de referencia, con las que buscó contener el dólar y evitar una disparada mayor en el tipo de cambio que impacte en la inflación .

El Banco Central resolvió esta mañana aumentar en 675 puntos básicos la tasa de política monetaria y llevarla a 40% anual, antes de que abran los mercados financieros locales, en tanto que para el pase activo a 7 días se ubicará en 47% y para el pasivo, en 33%.


Por TN, analizó que "el zigzag del Banco Central le mete mucha incertidumbre al mercado", en relación al cambio de medidas cambiarias de los últimos meses.

Se trató de una jugada muy fuerte de la entidad que conduce Federico Sturzenegger, que volvió a reunir de urgencia al Comité de Política Monetaria fuera del cronograma previsto, en medio de la volatilidad de las monedas en el mundo que también golpea a la Argentina.

Asimismo, el jefe de gabinete ratificó las metas de inflación para Argentina, que se sitúa en el 15% para este año, en el 10% para 2019 y en el 5% para 2020.


Aclaró que "cuando uno tiene un tipo de cambio flotante genera la posibilidad de tener esas repercusiones".