La revista Forbes dijo que "es hora de salir corriendo de Argentina"

Posted May 06, 2018

La corrida del dólar y las tarifas impagables trascendieron las fronteras, a punto tal que los especialistas consultados aconsejaron a los inversores que "puede que sea el momento de salir de Argentina".

Tal como ya ha quedado dicho en este mismo espacio -y como percibe una parte importante de la sociedad argentina- la economía sigue siendo la principal materia pendiente de la administración nacional que encabeza el presidente Macri.

La revista británica, "The Economist", escribió un duro editorial contra la política económica implementada por el gobierno de Mauricio Macri. "El carry trade ha mantenido a la Argentina a flote", sentenció y destacó que la economía local ha sido una montaña rusa desde 2009.


La revista especializada en temas económicos, Forbes, publicó una columna titulada: "Tal vez sea tiempo de salir de la Argentina".

The Wall Street Journal, por su parte, tituló: "Los mercados argentinos caen a medida que aumenta la tasa de emergencia Jolt Investors". "La Argentina iba a regresar, y de hecho ya estaba regresando, a los mercados de capitales, pero la recepción ahora se está enfriando", se lee en el comienzo de la columna. Es entonces cuando los inversores de países con bajos intereses obtienen préstamos en sus países para adquirir deuda de otra naciones, que rinde mayor interés. Ese comercio, en la Argentina, es aun menos atractivo, porque -sin importar qué- los inversores en bonos todavía quieren ver un crecimiento y Argentina lucha por lograrlo.

En la nota se recoge la declaración de Fernando Pertini, jefe financiero de Millenia Asset Management, para quien "El equipo económico de Argentina luce perdido". En la década de 1990 hasta 2001, el ministro de Economía, Domingo Cavallo, quería un peso fuerte y fijaba el dólar de uno en uno.


"Si no tuviéramos la flotación (de cambio, a diferencia del control del gobierno anterior) o si no hubiera correcciones, tendríamos atraso cambiario que afectaría al empleo y la producción", aseguró en referencia a los grandes beneficiarios de la suba: productores y exportadores.

Por último, relató que "como en otras épocas, Argentina enfrenta alta inflación, un peso fuerte pero incapaz de bajarla a un solo dígito, y un gobierno que vuelve a tomar más deuda. En el caso de una desaceleración económica en Argentina o en el mundo, Macri enfrentará su mayor viento de cola hasta el momento". "Será la única forma en la que Argentina pueda atraer inversión extranjera directa", finalizó.