Israel cancela acuerdo con Acnur para deportar inmigrantes africanos

Posted Abril 07, 2018

Israel anunció que conforme al acuerdo que alcanzó con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), algunos inmigrantes serán albergados por los países occidentales.

'Estamos en contacto con la oficina del primer ministro y seguimos creyendo que este es un acuerdo en el que todos ganan.

"Después de evaluar ventajas y desventajas, decidí cancelar el acuerdo", informó Netanyahu en relación al anuncio que hizo ayer el propio premier sobre un acuerdo con el organismo de la ONU para interrumpir el polémico plan de deportación de los inmigrantes a terceros países en África iniciado este año.

En virtud de ese acuerdo con el ACNUR países como Canadá, Alemania o Italia podían recibir estos miles de migrantes, había dicho Netanyahy el lunes al respecto.


Según el acuerdo entre el Gobierno de Netanyahu y la ONU, al menos 16.250 de los africanos que solicitaron asilo, serán recibidos por los países occidentales.

Estos migrantes africanos llegaron en su mayoría después de 2007 desde el Sinaí egipcio.

El gobierno israelí anunció también un plan de rehabilitación para el sur de Tel Aviv, donde se concentra la mayoría de migrantes, y se comprometió a hacer "una distribución geográfica más equilibrada de las poblaciones que permanecerán en Israel, con orientación laboral, formación profesional, adaptación de puestos de trabajo, etc".

La Agencia ACNUR lamentó la cancelación por parte del primer ministro y animó a Israel a reconsiderar esta decisión.


Shefi Paz, una de las dirigentes del movimiento de lucha contra la presencia de migrantes africanos en los barrios sur de Tel Aviv, se felicitó de la anulación del acuerdo.

A la inversa, el dirigente del partido laborista Avi Gabbay (oposición) estimó en Twitter que a Netanyahu le falta "liderazgo" y huye "de sus responsabilidades".

Por cada migrante reasentado en el extranjero, la nación le daría "residencia temporal" a un inmigrante en Israel, dijo Netanyahu en una conferencia de prensa el lunes. El régimen eritreo fue acusado por la ONU de crímenes contra la humanidad "generalizados y sistemáticos".

El destino de aproximadamente 37.000 africanos en Israel ha planteado un dilema moral para un estado fundado como un refugio para los judíos huidos de la persecución y como un hogar nacional.


Dada la falta de alternativas, Netanyahu explicó que el acuerdo con ACNUR era la mejor opción posible.