EE UU sanciona a oligarcas y funcionarios rusos por causar "desestabilización" global

Posted Abril 07, 2018

Algunos hombres de negocios afectados son el director general de la compañía Surgutneftegas, Vladímir Bogdánov, y el presidente de Gazprom, Alexéi Miller.

Asimismo han sido incluidos en la lista altos cargos del Gobierno ruso, como Nikolái Pátrushev, secretario del Consejo de Seguridad del Kremlin, y Alexander Torshin, presidente adjunto del Banco Central de Rusia, entre otros.

Mnuchin subrayó, además, que "el Gobierno ruso está involucrado en acciones perversas en todo el mundo, incluida la continuada ocupación de Crimea y la instigación de violencia en el este de Ucrania".

El alto funcionario estadounidense acusa en él al Gobierno ruso de intentar subvertir "las democracias occidentales" y de "actividades cibernéticas malintencionadas".


Los sancionados incluyen legisladores, funcionarios gubernamentales de alto nivel y empresarios, así como organizaciones privadas y estatales. "Queremos tener mejores relaciones con Rusia", pero eso es posible solamente "si cambia de actitud".

Según especialistas, este es el último esfuerzo por castigar al círculo interno del Mandatario ruso por la interferencia en las elecciones de 2016.

Pese a las reiteradas acusaciones lanzadas por Washington contra Moscú sobre una supuesta injerencia en los comicios y asuntos internos norteamericanos, las evidencias reales de esa práctica solo aparecieron en el caso de Facebook, destacan analistas.

En un comunicado emitido este viernes en reacción a nueva ronda de sanciones antirrusas de Estados Unidos, la Cancillería ha matizado que semejantes medidas unirán aún más a la nación rusa. Pero la presión sobre Washington para que actúe contra Moscú creció en los últimos tiempos tras una serie de disputas que recuerdan a la Guerra Fría.


La expulsión de diplomáticos fue una acción coordinada con una veintena de otros países, como represalia a la presunta participación rusa en el ataque al exagente en Reino Unido, responsabilidad que Moscú niega con energía.

Según el diario The New York Times, las medidas fueron creciendo producto de una "extrañamente inconexa" política hacia Rusia de parte de la administración de Trump.

No hubo respuesta del gobierno ruso por el momento. "Se trata apenas de palabras ruidosas y excusas para remover a Rusia del mercado de armamentos", afirmó la firma en una nota oficial.