La Casa Blanca descarta salida rápida de Siria

Posted Abril 06, 2018

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ordenado al Pentágono preparar la retirada de las tropas americanas en Siria.

Sin embargo, la Casa Blanca aseguró ayer en un comunicado que "consultará" con sus aliados cualquier decisión referente a "futuros planes" y aseguró que tanto Estados Unidos como sus aliados siguen "comprometidos" con la lucha contra la presencia de terroristas del EI en Siria.

White evitó contestar a preguntas sobre la posible permanencia en el poder del presidente sirio Bashar al Assad, cuya salida es el objetivo último de uno de los principales aliados de Washington en este conflicto, las opositoras Fuerzas de Siria Democrática (FSD). "Quiero comenzar a reconstruir nuestra nación", dijo Trump el martes tras señalar que las tropas estadounidenses abandonarán Siria una vez que el grupo EI sea derrotado.


El tema central de la conferencia de este año se presenta como "las perspectivas para el desarrollo de la situación en Oriente Medio después de la derrota del Estado Islámico en Siria".

No obstante, el ministro iraní advirtió que, aunque la infraestructura del Estado Islámico ha sido derrotada, aún estamos lejos de la erradicación del extremismo. "Es el momento, fuimos muy exitosos contra EI".

Mientras Trump hacía estas declaraciones, los funcionarios responsables del caso sirio dentro de la administración estadounidense defendían la idea de permanecer más tiempo en Siria hasta que se alcance una "estabilización".


Consultado por Efe, el Departamento de Defensa rechazó comentar "escenarios hipotéticos" y se limitó a confirmar que "de manera rutinaria los comandantes realizan recomendaciones privadas al presidente a través de la cadena de mando".

La contracara de este trío aparentemente homogéneo fue la nueva contramarcha de Washington.

Después de discusiones con el equipo de seguridad, la Casa Blanca anunció este miércoles que la misión militar contra ISIS en Siria está llegando "rápidamente a su fin siendo ISIS casi completamente destruido".


Unos 2.000 militares estadounidenses lideran la coalición internacional formada por más de 60 países que combaten el yihadismo en Siria e Irak, en el marco de la operación 'Inherent Resolve' ('Apoyo Decidido'), que cuenta con la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.