Cae en Colombia 'El Cachi', narco ligado a Cártel de Sinaloa

Posted Marcha 18, 2018

El presidente Juan Manuel Santos anunció el miércoles que cerca de la frontera con Ecuador se realizó la captura de un líder de una red de narcotraficantes colombianos que tenía conexión con un cartel de la droga de México.

Santos señaló en la Casa Presidencial que Jefferson Chávez Toro -de 27 años y conocido con el alias de 'Cachi'- operaba cerca de la región de Tumaco.

Asimismo, detalló que se pagará una recompensa de 100 millones de pesos (unos USD 35 185 ) a quien facilitó su detención, tal y como habían prometido.


Con este arresto, el gobierno asesta un golpe contundente a las llamadas disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde que renunció a medio siglo de fallida lucha por el poder para convertirse en partido a finales de 2016.

La Policía de Colombia detalló que 'Cachi' era actualmente el encargado de liderar "actividades relacionadas con la producción y comercialización de cocaína" en una zona rural de Tumaco, en el fronterizo departamento de Nariño y en general en la región limítrofe con Ecuador.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, reveló en las últimas horas que la disidencia de la guerrilla de las Farc comandada por alias Guacho se encuentra al servicio del cartel de Sinaloa.


"Este es un parte de victoria importante porque la estructura de Guacho hay que combatirla policial y judicialmente y hoy ha quedado confirmado que está al servicio del Cártel de Sinaloa, Guacho ya es una organización criminal de más de 300 hombres que están impidiendo los procesos de restitución a la legalidad de estas zonas, impidiendo los programas de sustitución de cultivos ilícitos e implica una acción del Estado definida para confrontar no solamente esta organización que puede terminar siendo una estructura militar en particular de Sinaloa, sino que termina afectando la seguridad con Ecuador".

Según informaron las autoridades de la Policía Nacional de Colombia en un comunicado, con la captura de Chávez Toro, quien contaba con una trayectoria criminal de 10 años, se frustró la intención del grupo armado organizado residual de expandir sus actividades criminales hacia el Eje Cafetero.