Envenenan a exespía ruso en Reino Unido

Posted Marcha 08, 2018

Tanto Skripal como su hija, de acuerdo a la policía, fueron ingresados en cuidados intensivos en el Hospital Distrital de Salisbury.

"A pesar de que las fuerzas del orden británicas no han hecho ningún anuncio sustancial sobre las circunstancias de lo sucedido, los medios de comunicación pueden dar la impresión de que se trata de una acción planificada por parte de los servicios especiales de Rusia, lo que no corresponde en absoluto con la realidad", denuncian desde la Embajada rusa en Reino Unido.

Bajo estos motivos, agregó que "si se demuestra que Moscú está detrás de la enfermedad de Skripal será difícil que Inglaterra participe en el Mundial que se celebrará en Rusia en junio y julio".

Desafortunadamente, la política siempre ha estado unida al mundo del futbol; el Mundial de Rusia 2018 ha sido el ejemplo más reciente de esta situación, pues desde que fue designado como sede tuvo que sortear una serie de propuestas de boicot por varios países. En Moscú, un vocero del Kremlin indicó que Rusia estaba "dispuesta a cooperar" en la investigación, si fuera requerida.


El ex-espía de 66 años, condenado en Moscú por delatar a decenas de agentes a la inteligencia británica, y una mujer de 33 años que este conocía fueron encontrados inconscientes en un banco de un centro comercial el domingo en la ciudad inglesa de Salisbury después de ser expuestos a lo que la policía calificó de una sustancia desconocida.

Boris Johnson, ministro británico de Exteriores, dijo hoy en el Parlamento que el Gobierno del Reino Unido responderá con contundencia si se descubre que Rusia ha estado detrás de la intoxicación del exespía ruso Sergei Skripal.

Skripal, según los medios, fue un antiguo coronel del espionaje militar de Rusia, condenado en 2006 a trece años de prisión por alta traición tras ser procesado por haber colaborado durante años con los servicios de espionaje británicos MI6.

Un agente de policía que intentó auxiliarlos cuando se desmayaron en Salisbury el domingo pasado también se encuentra en estado grave, dijo Rowley. El matrimonio y su hija Yulia vivían en la misma casa, en Salisbury.


Skripal fue luego llevado a Reino Unido, donde le concedieron asilo.

Mientras el ex agente se debate ahora, junto con su hija, entre la vida y la muerte, sus vecinos recuerdan que había perdido a su esposa recientemente y señalan que con frecuencia lo veían conducir su BMW, siempre ataviado con indumentaria informal.

Esto ha recordado el caso del exagente de la KGB, Alexander Litvinenjo, quien murió en 2006 al ingerir un alimento contaminado con polonio radioactivo.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Perkov, dijo que el Gobierno ruso no cuenta con ninguna información sobre el "trágico" suceso y que no ha recibido petición de colaboración desde Londres.