Alfonso Romo no es ejemplo de transparencia empresarial

Posted Marcha 01, 2018

Andrés Manuel López Obrador salió en defensa de Alfonso Romo y calificó como un invento y una calumnia para afectar su campaña las versiones periodísticas provenientes de Estados Unidos, las cuales cuestionan la ética empresarial y transparencia para manejar negocios de quien ahora es el responsable de estrategia y enlace con empresarios, gobiernos y sociedad civil de Andrés Manuel López Obrador rumbo a los comicios presidenciales del 1 de julio.

En ese sentido, afirma que no está claro que Romo -asesor económico de López Obrador e integrante de su eventual gabinete- sea el mejor portavoz del espíritu empresarial ético, pues hay dudas sobre su compromiso con la transparencia y la responsabilidad fiduciaria. "Romo veía esto como 'la mejor opción para lidiar con la pesada carga de deuda de Seminis'".

"La primera reunión con Monsanto, según Jiménez, fue en octubre de 2004; se firmó una carta de intención en diciembre de 2004". Tenían que contentarse con un precio que era 50.6% superior al precio de mercado el día anterior a la publicación de la carta de intención, aunque la acción había cotizado hasta $ 3.99 por acción a principios de ese año.


Con la transacción, agregó la periodista, no se les permitió a los accionistas conservar su propiedad, salvo a Romo y sus socios cercanos, quienes para marzo de 2004 juntaban hasta el 52% de las acciones de Seminis.

La idea era "privatizar la empresa, reestructurarla y venderla".

El acuerdo de Fox Paine se cerró el 29 de septiembre de 2003 y el 22 de enero de 2005, unos 16 meses después, Alfonso Romo y Fox Paine firmaron un acuerdo de fusión con Monsanto. Romo, sus afiliados y Fox Paine comenzaron a negociar la venta de Monsanto más o menos un año después de comprar Seminis.


Bernardo Jiménez había señalado que había poco interés en adquirir la compañía por la controversia sobre los organismos genéticamente modificados. Esa transacción les dejó una ganancia de 950 millones, lo que significó que duplicaron su dinero.

"Sin embargo, es una historia que naturalmente plantea la pregunta de si el CEO Romo mantuvo su responsabilidad fiduciaria como presidente para llevar a cabo un acuerdo justo y transparente".

De gira por Monterrey, el candidato presidencial de Morena, PES y PT afirmó que Romo tiene todo su respeto y respaldo por lo cual asintió que lo incluiría en su principal equipo de trabajo.


Y es tajante en la frase: "Antes de que los mexicanos lo hagan presidente (a AMLO), deberían saber un poco más sobre sus patrocinadores".