Envenenó a su bebé de 7 semanas y luego lo asfixió

Posted Febrero 23, 2018

La mujer de 22 años de edad admitió ante la justicia haberle administrado antidepresivos en su biberón y después ahogarlo en 3 ocasiones hasta que el menor ya no podía respirar.

Hannah Turtle comentó que ella decidió acabar con la vida de su hijo porque escuchaba voces que la catalogaban como una mala madre, por lo que le indicaban matar al pequeño. La última le causó la muerte.

El hecho ocurrió en la casa que Turtle compartía con su pareja Ian Hughes y su madre Kathleen en la localidad galesa de Shotton. Mañana será el día en que la madre tendrá su sentencia final.


Turtle había cortado la respiración de su hijo otras dos veces durante el mismo mes, pero el bebé se había recuperado.

Por su parte, la defensa asegura que la mujer sufría de depresión post parto y que, a pesar de no sufrir una enfermedad mental, mostró signos de un trastorno de personalidad. Los paramédicos atendieron al bebé y le dieron de alta para que regresara a su hogar.

Tras regresar a su hogar el día 6 de junio, la madre llevó adelante el ataque final sólo tres días después. Tras sentarse junto al cuerpo inerte de su hijo por unos instantes, Turtle se dirigió al baño y al regresar fingió sorpresa al encontrarlo sin signos vitales.


Según reportó el multimedio británico, el niño James sufrió daño cerebral por la falta de oxígeno y sangre y falleció en el hospital el día 13 de junio a los 58 días de vida.

En tanto, el juez del caso dice que éste puede ser estimado como una "pena de capital por homicidio", no obstante espera detalles para analizar la pena que se aplicará.