Califica ASF a Puebla como mejor estado en comprobación del gasto federalizado

Posted Febrero 23, 2018

El gobernador Juan Manuel Carreras evadió una vez más los cuestionamientos acerca de las observaciones hechas a la cuenta pública del año 2016 por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La tercera entrega de los resultados de las revisiones al gasto público 2016 por la ASF establece que Xochimilco no proporcionó información documental sobre el destino de 57 millones 613 mil pesos y 24 millones 317 mil pesos no estuvieron vinculados a compromisos y obligaciones formales de pago.

Cerca de 348 millones de pesos de recursos federales entregados a Guanajuato en el 2016, no fueron utilizados por el gobierno de Márquez.

La Sedatu, que desde entonces dirige Rosario Robles Berlanga, "no reintegró" al Fonden los recursos por 961 millones 500 mil pesos, más los intereses generados por el saldo de un anticipo pendiente de amortizar.


De acuerdo con el informe de fiscalización de la Cuenta Pública 2016 presentado por la ASF ante la Cámara de Diputados, de los mil 877 millones de pesos señalados como irregularidades en el FASP, mil 349 millones corresponden a subejercicios y 528 millones a transferencias indebidas, falta de comprobación y gastos distintos a los previstos por el programa.

El gobierno de Puebla ha concentrado todos sus esfuerzos para lograr la aplicación oportuna de los recursos públicos, muestra de ello es que en la auditoría a Participaciones Federales, cuya muestra fue de 18 mil 538.6 millones de pesos, no se determinaron observaciones económicas.

Asimismo, se observaron otros conceptos de irregularidad por un monto de 74 millones de pesos.

Señala que este documento ha sido elaborado desde la Cuenta Pública 2013, y fue concebido como un producto que sirve al legislador y al ciudadano para comprender más claramente la gestión de los recursos públicos por parte de los distintos ámbitos gubernamentales, y que refleja, al mismo tiempo, la aportación de la fiscalización superior en el proceso de rendición de cuentas.


La auditoría anota también que el gobierno de Nuevo León dejó de aportar 173 millones 969 mil 417.16 pesos al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública local, correspondientes al ejercicio fiscal 2016 en los objetivos del fondo, "lo que originó que los objetivos y metas no se alcanzaran".

Con una cantidad menor, también se encuentra el caso de los recursos destinados para Proyectos de Desarrollo Regional, pues el estado recibió 529.6 millones de pesos en 2014, pero al término de la revisión de la auditoría se quedaron sin gastar 4.7 millones.

Entre los señalamientos que aparecen en la última entrega de la ASF está un subejercicio de 25.3 millones de pesos en infraestructura estatal, así como "un probable daño a la hacienda federal" por 11.2 millones de pesos dentro de este mismo fondo.