Ex director de Oxfam en Haití admitió que pagó a prostitutas

Posted Febrero 20, 2018

En el documento, de 11 páginas, que ha salido a la luz en una versión parcialmente censurada, el exdirector de Oxfam en Haití el belga Roland Van Hauwermeiren, reconoció haber pagado a prostitutas en locales de la organización.

Van Hauwermeiren dirigió la operación de Oxfam en Haití después de un terremoto en 2010 y renunció en 2011.

Con todo, la premier británica, Theresa May, calificó de "horrible" el comportamiento de los trabajadores involucrados en el escándalo de Haití.

Pese a que el informe, redactado en 2011 tras una investigación interna, no pudo demostrar las acusaciones de que sus empleados tuvieron sexo con menores, tampoco pudo negar el hecho de que algunas de las prostitutas fueran menores de edad.


"Inteligencia Artificial: Aprendemos y te presentamos contenido basado en tus gustos e intereses en cada navegación". Según su testimonio, el belga le dio dinero y pañales para su bebé y a veces invitaba a su casa a mujeres que buscaban trabajo, a las que les daba dinero.

"Me ayudaba pero tenía muchas chicas (.) Siempre eran mujeres de allí, haitianas, las mujeres eran su distracción", aseguró.

Tres empleados de Oxfam intimidaron y amenazaron físicamente a testigos cuando la organización benéfica investigaba en un principio las acusaciones de carácter sexual en Haití, según el reporte del grupo sobre el caso.

La organización indicó que publicará el reporte de 2011, que también documenta las acusaciones contra otros funcionarios de haber usado prostitutas en alojamientos alquilados por Oxfam y de acoso e intimidación, para "ser lo más transparentes posible sobre las decisiones que tomamos (.) y en reconocimiento del abuso de confianza que ha ocurrido".


"Como resultado de esto, tres de los sospechosos. amenazaron físicamente e intimidaron a uno de los testigos que había sido mencionado en el informe", según el texto final.

Oxfam publicará próximamente el nombre de las personas implicadas a las autoridades de Haití, que están llevando su propia investigación.

En este polémico contexto, Oxfam reveló el viernes pasado un plan de acción para impedir nuevos casos de abusos sexuales e intentar así aplacar la controversia mundial generada por las informaciones sobre sus responsables en Haití. Oxfam Gran Bretaña recibió 43,8 millones de dólares de parte del gobierno en un plazo de 12 meses hasta el 31 de marzo de 2017, lo que equivale al 8 por ciento de su presupuesto.

Según ha narrado Goldring, la investigación ha provocado que siete miembros del personal de Oxfam en Haití se hayan desvinculado de la ONG.


Brendan Cox, el viudo de la diputada británica Jo Cox, que fue asesinada en 2016, dimitió de sus funciones en dos organizaciones creadas en memoria de su esposa tras estar involucrado en pasados episodios de supuesto acoso sexual.