¿Quién es el funcionario que no declaró su cuenta en Andorra?

Posted Febrero 17, 2018

Fuentes periodísticas revelaron que el subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, ocultó $us 1,2 millones en una cuenta bancaria en Andorra a nombre de Line Action, una empresa británica dedicada a negociar pases de jugadores de fútbol.

"Hemos solicitado un informe detallado del comprador y de las circunstancias de la venta de la sociedad para valorar la continuidad", solicitó la BPA, siendo que en dicha cuenta de la empresa Line Action había, en diciembre de 2014, un saldo de 1,2 millones de dólares, la cual continuaba creciendo gracias a diferentes transferencias de Uruguay de "clubes de fútbol", según explica el banco. Al igual que ocurrió con otros casos de "conflicto de intereses", el funcionario dice desconocer que tenía ese dinero, ya que solo le hizo "un favor" a un amigo, pero fue luego de 11 meses de comenzar en la función pública que optó por "desaparecer" de esa cuenta.

"(Casal) tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar.


"El banco calificó a Sapag de Persona Políticamente Expuesta (PEP), que es como se denominan en la jerga financiera a personalidades que, por ocupar o haber ocupado un cargo público, deben someterse a un control para prevenir el blanqueo", agrega. El joven funcionario dijo que están "tranquilos con las explicaciones que viene dando" Díaz Gilligan. La totalidad de esa empresa era de una firma panameña, llamada "Nashville North Inc".

Cabe recordar que Soledad Alonso, la hermana de la titular de la OA, se desempeña en la Secretaría General de la Presidencia, donde Díaz Gilligan es el número dos. Figuró como tal hasta 2014 cuando asumió como director general de Promoción Turística.

Aseguró que después pidió que lo sacaran de la empresa porque ya ocupaba un cargo político.


De acuerdo con esos documentos, el ministro de Macri controlaba el fondo de inversión Noctua de manera indirecta a través de un entramado de sociedades offshore. "No había incompatibilidad, no era ilegal, pero era una actividad que, además, no me generaba ningún ingreso", esgrimió. Como beneficiario de ambas quiso nombrar al exsecretario de Recursos Naturales y exministro de Energía de Neuquén, Guillermo Coco.

El ex gobernador de Neuquén preveía transferir inicialmente a cada depósito un millón de dólares desde "una empresa off shore". "Las cuentas irán alimentándose anualmente dependiendo de los periodos de renegociación de contratos", comunicó el político a la BPA, según dijo el banco.