La injerencia rusa amenaza las elecciones de 2018, según inteligencia de EEUU

Posted Febrero 14, 2018

El jefe de inteligencia no atribuyó directamente el calentamiento global a la actividad humana en su informe anual de la evaluación mundial de las amenazas (Worldwide Threat Assessment), pero describió claramente los peligros del cambio climático.

Ante el comité de Inteligencia de la Cámara Alta, el funcionario sostuvo ayer que "se deben adoptar medidas" para poner freno a un Kremlin cuyo objetivo, según dijo, es "intentar dividir al país".

Coats aseguró que el presidente ruso, Vladimir Putin, tiene intenciones de interferir en las elecciones de 2018, tal como lo hizo, con éxito, de acuerdo con el director de inteligencia, en las presidenciales de 2016.

Coats comparció ante el Comité de Inteligencia del Senado junto con el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo, el de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Mike Roger, el de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DÍA), Robert Ashley y el de la Agencia de Inteligencia Geoespacial, Robert Cardillo.


"Operaciones de influencia" usando redes sociales buscan acomodar las percepciones y conductas de sus objetivos.

Más allá de Rusia, los titulares de las distintas agencias de inteligencia estadounidenses no dudaron en señalar a Corea del Norte como la otra gran amenaza contra Washington.

Corea del Norte representa una amenaza "potencialmente existencial" para Estados Unidos y es probable que realice más pruebas de misiles este año, dijo Dan Coats en una audiencia en el Senado.

"Pyongyang ha manifestado repetidas veces que no desea negociar su programa nuclear", lamentó Coats.


Sobre los contactos entre las dos coreas que comenzaron recientemente, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno de PyeongChang, y que podrían dar paso a futuras conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte, Pompeo expresó su escepticismo sobre su posible utilidad.

En este sentido, Dan Coates, director de Inteligencia Nacional, aseguró que las maniobras de Moscú no sólo suponen una amenaza para EEUU sino que intentan "socavar" los propios fundamentos de la democracia, por lo que también afecta a la comunidad internacional.

En cuanto al aspecto presupuestario, el director afirmó que un incremento significativo del déficit del Gobierno supone también "una amenaza directa" puesto que podría repercutir en la capacidad de financiar los medios necesarios para salvaguardar al país.