Principales automotrices piden a Trump no dejar el TLCAN

Posted Enero 17, 2018

Varias de las mayores automotrices pidieron el lunes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que el país no abandone el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y expresaron su esperanza de que ese país, Canadá y México puedan alcanzar un acuerdo comercial modernizado y mejorado, señaló en un despacho la agencia Reuters.

"Va más allá de responder a algunas de las preocupaciones del presidente Trump sobre el desplazamiento de la capacidad de producción fuera de Estados Unidos", informó en conferencia de prensa Marchionne.

Pese a que Santander confía en que la actualización del TLCAN derivará en la continuación del pacto, no descarta un escenario de salida unilateral en la que el comercio entre Canadá, Estados Unidos y México comience a regirse bajo normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Asimismo, Jim Hackett, CEO de Ford Motor Co, coincidió con el presidente de Fiat Chrysler sobre que el TLCAN debe modernizarse y sentenció que FORD en quien más produce en EU.


Y remachó: "Lo que ha ocurrido durante la administración de Trump es una llamada de atención sobre la vulnerabilidad de México ante las decisiones que se toman en Estados Unidos, las que no sólo tienen que ver con las relaciones comerciales, sino en otros temas como la reciente decisión de reducir los impuestos a las empresas en Estados Unidos".

"Tenemos un gran compromiso con nuestro país y lo demuestran las cifras", declaró.

La presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, expresó el sábado su optimismo porque el TLCAN logre sobrevivir con algunas mejoras.


Ejecutivos de la compañía no descartaron cambios en el futuro a sus planes de producción norteamericanos dependiendo de los resultados de la renegociación del acuerdo de libre comercio, aún cuando sería costoso trasladar la producción de camionetas.

General Motors cuenta con cuatro plantas de manufactura en México, una de ellas se encuentra en Ramos Arizpe, Coahuila; otra en San Luis Potosí, otra en Silao, Guanajuato, donde producen pickups como la nueva Chevrolet Silverado 2019, y la de Toluca, Estado de México.

El arancel podría poner en peligro miles de puestos de trabajo en ambos lados de la frontera y miles de millones de dólares en inversiones de los fabricantes.