Inician preparativos de cara al encuentro entre las dos Coreas

Posted Enero 13, 2018

Las conversaciones, que versarán sobre una posible participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de invierno en la surcoreana Pyeongchang del próximo mes, serán las primeras en dos años.

Desde hace más de 65 años, los dos países se mantienen técnicamente en guerra y no celebran un encuentro de alto nivel desde el 2015.

La línea se restableció al año siguiente y se volvió a cortar en 2013, durante la tensiones asociadas con el tercer ensayo nuclear norcoreano.

Sin embargo, el dictador también provocó agitación alegando en su discurso de año nuevo al decir que "el botón nuclear siempre está en mi mesa".


El aplazamiento de los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos podría ser un elemento crucial para que Corea del Norte envíe su delegación.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este sábado que espera que las conversaciones previstas la semana próxima entre Corea del Sur y Corea del Norte vayan "más allá de los Juegos Olímpicos" de invierno organizados en febrero en la ciudad surcoreana Pyeongchang.

Uno de los factores que habría facilitado el visto bueno de Corea del Norte a reunirse con el Sur ha sido el aplazamiento de las maniobras militares conjuntas entre Seúl y Washington, que se celebrarán una vez termine la cita olímpica y paralímpica.

Incluso, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, llamó a adoptar las medidas pertinentes para garantizar la participación de los atletas del territorio vecino y el éxito de las pláticas, que a su juicio pudieran conllevar a consensuar acuerdos de paz en la Península.


Este viernes Rusia saludó la decisión de ambas Coreas de reanudar el diálogo en medio de la tensión en la península por los ensayos nucleares y con misiles de Pionyang.

En los últimos días Corea del Norte y del Sur protagonizaron un acercamiento, después de que el régimen comunista norcoreano anunciase su intención de enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de febrero.

Seúl respondió proponiendo la celebración de conversaciones de alto nivel en Panmunjom el 9 de enero. gracias a esto, las dos Coreas han restablecido su conexión telefónica, interrumpida desde 2016.