Estados Unidos revoca protección temporaria a salvadoreños por "condiciones inexistentes"

Posted Enero 09, 2018

El Gobierno concedió un plazo de 18 meses tras la expiración el próximo marzo para que los salvadoreños "puedan preparar su partida", un lapso que -según Contreras- los legisladores deberán de aprovechar para dar una solución permanente a los migrantes afectados.

El gobierno de Trump ha decidido aplicar su marcada línea dura migratoria y terminar con el programa para los salvadoreños, tras haber hecho lo mismo con el beneficio para los nicaragüenses y los haitianos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) justifica la decisión en que "ya no existen las condiciones originales causadas" por los devastadores terremotos de 2001 en El Salvador, la razón por la que se otorgó esta protección a salvadoreños hasta finales de 2016.


Tras el anuncio varias organizaciones defensoras de los inmigrantes reprobaron la decisión de la actual administración, tal fue el caso de Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA Maryland, quien califico la decisión como "una medida terrible y detestable", según informó Univisión Noticias.

"Lo que estamos viendo es parte de la estrategia y política del gobierno de Donald Trump de seguir atacando a la comunidad inmigrante y desuniendo a nuestras familias", agregó.

Para Aponte el TPS es necesario aún porque El Salvador tiene "terribles tasas de homicidios (la más alta de América Latina) provocada por el tráfico generalizado de drogas, la violencia de pandillas y la extrema desigualdad"; además, "más del 40 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza".


El representante de Insami también instó al Gobierno del presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, a que "envíe a los Estados Unidos a la brevedad posible una nota en que agradezca el apoyo que ha brindado a los compatriotas salvadoreños y que deje las puertas abiertas para otros programas que beneficien a los salvadoreños".

La organizadora de la asociación CASA, Sara Ramírez, dijo que Estados Unidos había provocado "la desgracia" en las vidas de los salvadoreños "tepesianos" -portadores de TPS- con su involucración durante la guerra civil en El Salvador y pidió a Trump que aprendiera "un poco de historia".

Sin el programa, estos salvadoreños tendrán que volver a su país de origen, la mayoría tras alrededor de 20 años en Estados Unidos, tratar de buscar otra vía para su regularización o arriesgarse a la deportación si se quedan como indocumentados.