El Gobierno aguarda que médicos colegiados "honren" preacuerdo para solucionar conflicto — Rada

Posted Enero 03, 2018

Asimismo conformarán una mesa técnica para trabajar la implementación del Instituto Nacional de Conciliación y Arbitraje como instancia prejudicial obligatoria en el marco de la Ley 3131, decreto reglamentario y normas conexas.

El presidente del Colegio Médico de Tarija, Juan Carlos Oquendo, informó el martes que los miembros de esa organización regional determinaron rechazar el preacuerdo firmado, en Cochabamba, entre el Gobierno y los dirigentes nacionales de los galenos, porque supuestamente no atiende el punto central de su demanda y que mantiene a ese sector paralizado desde hace más de un mes.

El Ejecutivo también se comprometió a anular tres decretos, incluido el que creó una instancia de fiscalización de la labor médica rechazada por los galenos. Ahora se consultará a la base de los médicos para su aprobación y firma definitiva del acuerdo, refiere la agencia estatalABI.


"Con relación a la fiscalización del sector público y privado deberá ser reorganizado, optimizado, evitando la burocratización, fragmentación y duplicidad de entes fiscalizadores entre sub sectores de salud", dijo, en la lectura del preacuerdo. "Hay un avance importante, hoy día vamos a terminar la base de negociación es el voto resolutivo del Colegio Médico y el Consejo Médico Nacional y en base a esto estamos viendo todos los puntos que corresponden", indicó al ingresar a las instalaciones de la Casa Campestre, sede del diálogo.

Ambas delegaciones se reunieron el fin de semana para solucionar el conflicto.

Las atenciones en el servicio público de sanidad y en algunos centros privados están suspendidas, exceptuando las emergencias.


Los médicos aceptaron la convocatoria al Encuentro por la Salud y la Vida, planteado por el Presidente Evo Morales, con la condición de que la metodología del evento sea consensuada con ellos.

"Para cualquier médico, si quiere hacer política, primero debería hacer política en salud", sostuvo el gobernante, para advertir de que habrá cambios en el sistema de salud aunque haya resistencia de "algunos conservadores".