Acelera inflación, llega a 6.69%

Posted Diciembre 23, 2017

En la primera quincena de diciembre, los precios al consumidor aumentaron 0.44 por ciento, con lo cual la inflación a tasa anual asciende a 6.69 por ciento, de acuerdo con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La inflación subyacente, que contempla el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte, mostró un menor aumento, de 4.9 por ciento, por debajo del 4.95 de la quincena previa, según los registros del INEGI.

El incremento en precios de bienes y servicios como gasolina de bajo octanaje, gas LP, transporte aéreo, servicios turísticos en paquete y jitomate fueron los que más incidieron en el resultado, el cual estuvo por arriba de lo previsto.


El índice de precios subyacente, que excluye a bienes y servicios pues cuyos precios son más volátiles, presentó un aumento de 0.43% quincenal y de 4.90% a tasa anual; mientras que el índice de precios no subyacente subió 0.46% en la quincena citada, alcanzando de este modo una variación anual de 12.20%.

La inflación en la primera quincena de diciembre rebasó los estimados por los analistas y registró un avance mensual de 0.44 por ciento.

La tasa interanual llegó a 6.69%, que superó tanto el 6.67% de la segunda quincena de noviembre y el 6.64% de la mediana de los pronósticos de 14 especialistas en un sondeo de Reuters.


Dentro del índice de precios subyacente, el subíndice de las mercancías se incrementó 0.27% y el de los servicios 0.56%, quincenal.

Las cifras esperadas por el consenso de Bloomberg eran de 0.39 por ciento para los primeros 15 días del último mes de 2017, y de 6.66 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.

El Banco de México (Banxico) tiene un objetivo permanente de inflación del 3 por ciento, con un diferencial de un punto porcentual encima y abajo de la cifra.


Por el contrario, los precios a la baja colocaron a la cebolla con la mayor disminución, seguido del chile serrano, tomate verde, limón, aguacate, papa y otros tubérculos, productos para el cabello, suavizantes y limpiadores, lociones y perfumes, además del pollo.