Francia preocupada por decisión de Trump sobre Jerusalén

Posted Diciembre 06, 2017

El presidente Donald Trump le informó al titular de la autoridad palestina su intención de trasladar la embajada estadunidense en Israel a Jerusalén durante una conversación telefónica, dijo este martes el portavoz de Mahmoud Abbas.

- La siguiente decisión del presidente estadounidense Donald Trump con respecto a Jerusalén sigue siendo un misterio.

Esta prohibición se aplica también a Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel y contiguo a Jerusalén, precisó.

Los dos presidentes, que acordaron volver a hablar "próximamente" sobre este asunto, también abordaron otras cuestiones de la actualidad internacional, como la situación en Irak.


Asimismo, el rey jordano destacó que esta decisión "tendrá reflejos peligrosos sobre la seguridad y la estabilidad de Medio Oriente, y debilitará los esfuerzos de la Administración estadounidense para reavivar el proceso de paz" entre palestinos e israelíes.

Dada la posibilidad de que EE.UU. reconozca a Jerusalén como la única capital de Israel, los integrantes del grupo terrorista de la Yihad Islámica le hicieron una invitación los palestinos con el fin de que se unan contra el mandatario norteamericano.

Incluso se ha llegado a sugerir no trasladar la legación estadounidense, pero sí reconocer a Jerusalén como capital del Estado hebreo.

Tensión en Medio Oriente.


Trump debe decidir si renueva, como lo hicieron cada seis meses todos su predecesores y él mismo hizo en junio, una cláusula derogatoria a la ley que decidió en 1995 instalar la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Sin embargo, según el diario The New York Times, Trump planea mantener la embajada en Tel Aviv, pero pretende reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Israel reclama la ciudad entera como su capital indivisible, mientras que los palestinos aspiran a que el este de la ciudad sea la capital de su futuro estado.

Según la agencia, el ministro jordano trasladó al secretario de Estado estadounidense la necesidad de preservar el estatus histórico y legal de Jerusalén y "evitar tomar cualquier decisión que podría cambiar dicho estatus".