CNDH se pronuncia sobre la Ley de Seguridad Interior

Posted Diciembre 01, 2017

- Este jueves en la Cámara de Diputados se vivirá una fuerte jornada de debate, tanto en comisión como en el Pleno Cameral, y es que después de varios meses este día se discutirá lo relacionado a la Ley de Seguridad Interior, la cual busca regular la actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

La oposición logró juntar 13 votos en contra, los cuales fueron de Morena, MC, PAN y PRD.

Durante la discusión, el diputado panista Jorge Triana señaló que se le está dando la espalda a la ciudadanía, lo que califico de "inadmisible" al tratar el tema a puerta cerrada; agregó que el artículo 21 señala que el Estado debe otorgar seguridad a los ciudadanos a través de instituciones civiles y no militares.


El Dato: Acción Nacional condicionó la aprobación de la Ley de Seguridad Interior a la aprobación del mando mixto policial.

El panista también subrayó que "se le ha dado la espalda a más de 200 organizaciones que han advertido sobre los riesgos de esta ley".

Tras dar luz verde a la ley, los integrantes de la Comisión de Gobernación salieron por la puerta de atrás del salón de protocolo, para evitar dar la cara a los diversos colectivos de defensa de derechos humanos que se encontraban afuera.


Los 411 diputados presentes en la sesión discuten en estos momentos las reservas al dictamen.

"La emisión de una ley de seguridad interior en los términos que se plantea contribuiría a mantener el estado actual de cosas, al favorecer el uso discrecional de las Fuerzas Armadas como base de una estrategia para abatir la violencia e inseguridad que se enfrenta".

El proyecto prevé un mecanismo de Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior, por orden del Presidente de la República previa consideración del Consejo de Seguridad Nacional, cuando se vislumbre alguna amenaza a la seguridad interior, tras lo cual se determinará la procedencia de la intervención de la Federación dentro de las 72 horas siguientes a la declaratoria.


Advierte que corresponde a las autoridades federales, incluyendo las Fuerzas Armadas el identificar, prevenir, atender, reducir y contener las amenazas.