Así votaron los senadores salteños a la Reforma Previsional

Posted Diciembre 01, 2017

En la última sesión ordinaria del año, el Senado cumplió uno de los principales deseos de la Casa Rosada: le dio media sanción a la reforma previsional, una de las leyes pedidas por el presidente Mauricio Macri y apoyada por todos los mandatarios provinciales, a excepción del sanluiseño Alberto Rodríguez Saá.

"Van a pasar a la historia por bajarle el sueldo a los jubilados, por afectar a las clases más vulnerables", denunció la senadora, y agregó: "Si quieren equilibrar el déficit fiscal a costa de nuestros jubilados, tienen muy poca imaginación".

La reforma previsional fue el asunto que más opiniones encontradas produjo. "Hay que recuperar el superávit fiscal, y el esfuerzo debe ser compartido entre Nación y provincias, por eso surge la Ley de Responsabilidad Fiscal".


La chubutense precisó que la mínima hubiese sido de 7.617 pesos con el proyecto original del Gobierno, y de 7.660 con el texto sometido este miércoles a votación; en cambio, aseguró que si se continuara con la movilidad actual, los jubilados ganarían 8.200 pesos.

Con respecto a que estos recortes generen un ahorro para la caja del Estado Cobos dijo: "Yo dudo que sea así, es algo que se ha instalado".

El proyecto de responsabilidad fiscal obtuvo la media sanción con 53 votos afirmativos, 2 abstenciones y 14 negativos.


En esta reforma previsional restablece el 80 por ciento de la pensión para los jubilados que tienen 30 años de aportes; cobrarán la asignación mínima de 600 mil; los hombres y mujeres que trabajen en el sector privado tendrán la opción de jubilarse a los 70 años, edad por encima de la edad jubilatoria establecida, que estará sujeto a un acuerdo con su empleador.

Por otro lado, se acordó la compensación por parte del Estado nacional a las provincias que adhirieron al acuerdo a través de transferencias diarias y automáticas con un monto equivalente a la disminución efectiva de recursos en 2018 producto de la modificación a Ganancias mencionada en el párrafo anterior y al aumento de la asignación específica del Impuesto al Cheque. La nueva fórmula no modifica sustancialmente la ecuación, por lo que la medida implica en la práctica un congelamiento de las jubilaciones.