Ejecutan al mexicano Rubén Cárdenas en Texas

Posted Noviembre 10, 2017

A las 10 de la noche la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos negó aplazar la ejecución de Ramírez Cárdenas, a pesar de que su defensa interpuso apelaciones de última hora para pedir que se revisara el procedimiento mediante el cual se condenó al mexicano, además de cómo se obtuvo la evidencia de ADN con la cual se le inculpó.

El Departamento de Justicia Criminal del estado dejó en espera el cumplimiento de la sanción en contra del mexicano acusado por el homicidio y violación de su prima, crimen cometido en 1997.

El gobierno estatal lamentó la ejecución del mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, al considerar que esta decisión constituye una violación a los derechos humanos y sobre todo una falta sobre los acuerdos de la Convencion de Viena sobre Relaciones Consulares.


Los dos hombres, detenidos en los días posteriores al crimen, condujeron a los investigadores hasta el cuerpo de Laguna, abandonado en un canal de la localidad de Edinburg, vecina a McAllen.

Cárdenas Ramírez estaba programado para ser trasladado este miércoles a la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, Texas, donde se ubica la cámara de la muerte.

Por ello, el Gobierno de México intentó persuadir a su vecina Texas de que conmutase la pena capital de Ramírez Cárdenas, alegando que en su caso no se siguió "el debido proceso legal", pero el estado sureño procedió con la ejecución como ya había hecho con las de otros cuatro mexicanos afectados por el "Fallo Avena" desde 2008.


El subsecretario para América del Norte, Carlos Manuel Sada Solana, señaló que el proceso de muerte que enfrenta el mexicano Rubén Ramírez Cárdenas en el estado de Texas es ilegal, ya que no se respetó el derecho del detenido a poder avisar de su situación al consulado respectivo.

Por último, la SRE reiteró su más sentido pésame a los familiares del señor Cárdenas Ramírez, a quienes continuará brindándoles la debida asistencia consular y acompañamiento. Asimismo, fueron ignoradas las solicitudes del gobierno mexicano y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Según datos del observatorio Death Penalty Information Center (DPIC), en Estados Unidos hay 135 extranjeros de 35 nacionalidades condenados a muerte, en su mayoría son mexicanos (54), hay nueve cubanos, nueve vietnamitas, ocho salvadoreños y cinco hondureños.


Levin, quien durante varios años defendió a Cárdenas Ramírez ante las cortes federales estadunidenses, dijo visiblemente conmovida que el sistema de justicia de este país le había fallado a Rubén.