Venezuela reitera su oposición al bloqueo económico contra Cuba

Posted Noviembre 02, 2017

Un total de 191 países pidieron este miércoles en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ponerle fin al bloqueo económico que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde hace más de 50 años.

"Reiteramos una vez más, desde el MNOAL su plena oposición a la imposición de medidas coercitivas unilaterales dadas sus implicaciones extraterritoriales y su carácter ilegal contra Cuba", sentenció Ramírez en su derecho de palabra en la Asamblea de la ONU.

Por último, enfatizó que Venezuela sigue siendo agredida mediante sanciones y desestabilización por el gobierno del Presidente norteamericano, Donald Trump, "Nuestro pueblo sabrá defender su soberanía y su Revolución", culminó.

Estados Unidos impuso el bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba en octubre de 1960, endureciéndolo en 1992 con la Ley Torricelli y en 1996 con la Helms-Burton.


Buena parte del tiempo lo empleó el titular del Minrex cubano en demoler punto por punto la explicación de voto realizada momentos antes por la delegada estadounidense en la ONU, Nikki Haley, caracterizada por ser una sarta de frases hechas, lugares comunes y argumentos vacuos, matizados por alguna que otra acusación sin sustento alguno, que en ciertos delegados provocaron indiferencia y en no pocos, indignación, por cuanto sus países han sido afectados también por un embargo inmoral, criminal, antiético y extraterritorial que intentan justificar a toda costa.

"Mientras el pueblo cubano siga privado de sus derechos humanos y libertades fundamentales, mientras los beneficios del comercio con Cuba apoyen al régimen dictatorial responsable de negar esos derechos, EE.UU.no tendrá miedo al aislamiento", aseguró.

La estoniana criticó con fuerza a Estados Unidos por aplicar una política extraterritorial que daña también a terceros y porque perjudica al pueblo de Cuba y su recuperación de los daños causados por el reciente huracán Irma.

"Merecen condena el uso de la tortura, la muerte de civiles por tropas, el uso indiscriminado de la pena de muerte, la represión de inmigrantes, la deportación de familias", dijo el funcionario cubano antes que recordar que Donald Trump perdió el voto popular en las elecciones presidenciales.


Asimismo, indicó que el mandatario estadounidense tiene un discurso anticuado y hostil sobre Cuba y se acompaña de "rancios batistianos, anexionistas y terroristas".

Rodríguez acusó a Trump de "seguir un programa que alienta el odio y la división, pregona un peligroso excepcionalismo y supremacismo que disfraza de patriotismo y que provocará más violencia".

"Cuba y Estados Unidos pueden convivir respetando las diferencias", afirmó Rodríguez ante los representantes de las naciones miembros de la ONU, y aseveró que no para esto la isla debe aceptar condiciones o renunciar a sus principios.

A su vez calificó como irrespetuosas, ofensivas e injerencista las declaraciones de la embajadora de Estados Undios.