Las noticias falsas rusas en Facebook alcanzaron a 126 millones de estadounidenses

Posted Noviembre 01, 2017

Responsables de Facebook, Twitter y Google (propietaria de Youtube) comparecerán hoy ante el Comité de Justicia de la Cámara Baja y el miércoles en los comités de Inteligencia de ambas cámaras, que investigan esa presunta injerencia del Kremlin en los comicios.

Más que favorecer a un candidato particular "esos actores foráneos, escondidos detrás de cuentas falsas, abusaron de nuestra plataforma y otros servicios de internet, para tratar de sembrar división y discordia, y tratar de socavar nuestro proceso electoral", remató. "Es un asalto a la democracia y viola todos nuestros valores", añadió Stretch.

Al comienzo de una audiencia en el comité judicial del Senado, los líderes de los gigantes tecnológicos destacaron los esfuerzos de grupos ligados al Kremlin por influir en las elecciones de 2016 para dividir a la sociedad estadounidenses con anuncios y contenidos polémicos.


El consejero General de Facebook, Colin Stretch, precisó, un total de 120 páginas falsas -atribuidas a la Internet Research Agency (IRA), una entidad cercana al gobierno Ruso- crearon 80.000 posteos que llegaron de forma directa a 29 millones de estadounidenses, aunque esa audiencia se amplió hasta 120 millones después de que las historias se compartieran.

Aunque los mensajes fueron solo una pequeña proporción del volumen que Facebook disemina a sus dos mil millones de usuarios activos, Stretch dijo que la empresa cibernética está decidida a identificar y evitar el uso de su plataforma con esos fines.

Los contenidos de estas publicaciones estaban relacionados con la raza, la religión, los derechos a las armas y con la orientación sexual y de género.


En tanto, Twitter informó por separado que encontró 2 mil 752 cuentas relacionadas con agentes rusos, dijo una fuente conocedora del testimonio por escrito de la compañía.

Justo después de las elecciones, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, restó importancia a la idea de que la propaganda publicada en su red hubiera podido influir en las elecciones.