Corrupción de Odebrecht acecha a Peña Nieto

Posted Octubre 27, 2017

En una investigación publicada ayer, MCCI afirma que Braskem intervino durante la campaña presidencial de 2012 "con tres transferencias por 1,5 millones de dólares a la empresa Latin America Asia Capital Holding", presuntamente vinculada con Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos y quien entonces ejercía como coordinador de Vinculación Internacional.

"Entre 2010 y 2013, periodo aludido en la nota, el licenciado Enrique Peña Nieto se reunió con múltiples empresarios nacionales y extranjeros con inversiones en México, entre ellos los directivos de Odebrecht y sus filiales, que en aquellos años era la séptima empresa más grande en Latinoamérica, y que inició operaciones en México en 1992".

De acuerdo con información de Reforma, actualmente Fadigas es testigo colaborador ante la justicia de Brasil para esclarecer el caso de corrupción internacional conocido como Lava Jato.

Fadigas también habría hablado sobre encuentros con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en una reunión privada con inversionistas en 2013 y cuya copia de la transcripción del encuentro tiene MCCI.


Enrique Peña Nieto durante su campaña presidencial en 2012.

"Ya hemos tenido conversaciones con el Gobierno de México, no sólo con el Presidente Enrique Peña Nieto, también con Emilio Lozoya, actual presidente de Pemex, y me parece que la dirección en la que quieren ir es muy coherente con la campaña", fue una de las frases que se les escuchó decir a Fadigas en la charla con los inversionistas.

Sin embargo, la Presidencia de México negó que la campaña del ahora presidente hubiera recibido fondos por parte de Odebrecht en el año 2012, como lo asegura un reporte y que cita archivos de casos que están siguiéndose en juzgados brasileños.

Uno de los encuentros se habría realizado en Brasil cuando Peña Nieto era gobernador, mientras las reuniones posteriores fueron en México, en noviembre de 2012 y octubre de 2013.


Hay sólidos elementos para pensar que la campaña de Peña Nieto no fue la excepción de la estrategia de la constructora brasileña que, a partir de declaraciones de sus funcionarios, ha reconocido, hay investigaciones que se han dado a conocer, que financió elecciones presidenciales en Brasil, Argentina, Perú y Colombia.

La trama de corrupción que vincula a Odebrecht, Peña Nieto, el PRI y Emilio Lozoya derivó en el cese de Santiago Nieto como Fiscal Especial en Atención de Delitos Electorales. Según la versión de Nieto, Lozoya le exigió además una disculpa.

Nieto dio una entrevista a un periódico local en donde dijo que había una investigación y había "información" que insinuaba que Odebrecht pudo haber pagado dinero a una cuenta ligada a Lozoya.