Queda camino por recorrer, dice Pence sobre áreas dañadas de EE.UU

Posted Octubre 09, 2017

"Hubo dos muertes adicionales confirmadas, una en Patillas por caída de escombros, y una en San Germán, por caída de un árbol luego del evento a una persona", indicó, según el periódico local El Nuevo Día, el primer ejecutivo durante la conferencia de prensa que ofrece diario para brindar reportes actualizados.

John Rabin, director regional 2 de la Agencia Federal de Emergencias (Fema, por sus siglas en inglés), completaba la delegación que viajó a las Islas Vírgenes de EE.UU.

Al respecto, mencionó que el Cuerpo de Ingenieros y el Departamento de Defensa de Estados Unidos laboran para montar barreras de concreto para mitigar cualquier emergencia.


El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, visitará Puerto Rico el próximo viernes, para ver de primera mano la devastación causada por el huracán María hace doce días, según confirmó hoy el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló.

En cuanto a las ayudas inmediatas del Gobierno federal destinadas a daños, insistió que espera que las aporte en su totalidad Washington o que el Ejecutivo de la isla únicamente pague un 10 por ciento del total. Actualmente, el padrón consular en Puerto Rico tiene contabilizados 255 costarricenses residentes. 'Tenemos fe en el liderato puertorriqueño, de los puertorriqueños y del presidente Trump', apuntó el vicemandatario después de pasar por la iglesia Santa Bernardita, en la localidad Río Piedras, del municipio de San Juan.

La comitiva del vicepresidente incluía a la secretaria de Transporte, Elaine Chao; el secretario de Salud y Servicios Humanos, Don Wright; la representante de Puerto Rico ante el Congreso, Jennifer González, y Stacey Plaskett, delegada de las Islas Vírgenes ente los Estados Unidos.


A su llegada el jueves al aeropuerto de Orlando, Pence se reunió con un grupo de puertorriqueños que acababan de arribar y estaban siendo atendidos por organismos de asistencia. "Vaya al interior, donde yo vivo", le dijo Burgos a Pence, quien iba acompañado por su esposa Karen Pence.

A dos semanas del paso del huracán María, el presidente estadounidense, Donald Trump visitó la isla de Puerto Rico en un intento de silenciar los señalamientos a su Administración por no haber movilizado los recursos necesarios para atender la crisis humanitaria que se experimenta en el territorio americano.

Subrayó que otra de las peticiones a Pence es la de que favorezca que la isla disponga de flexibilidad desde el punto de vista financiero dada su situación actual. "¿Te puedo abrazar?", agregó el vicepresidente.