Gobierno de Cuba califica como "precipitado" el retiro diplomático de EU

Posted Octubre 01, 2017

El gobierno de Estados Unidos mantendrá las relaciones con Cuba a pesar de recientes "ataques" a su personal diplomático en La Habana que serán "agresivamente" investigados, expresó este viernes el Secretario de Estado, Rex Tillerson, a través de un comunicado.

En declaraciones a través de la televisión cubana, Vidal ratificó que el Gobierno de Cuba no tiene responsabilidad con esos hechos y cumple de manera responsable con lo establecido por la Convención de Viena de 1961 acerca de la protección de la integridad física de los diplomáticos y sus familiares.

Sin embargo, McGovern señaló que el retiro del personal dificultará los viajes de ida y vuelta a las familias cubanas y estadounidenses.

La respuesta de EE.UU. Los mareos, dolores de cabeza y problemas de visión fueron algunos de los primeros síntomas.

Para consternación de los investigadores, los síntomas de los ataques varían ampliamente de persona a persona.


El Departamento de Estado sigue investigando los hechos, cuyo último episodio confirmado tuvo lugar en agosto último.

María Elena Alpízar, representante de las Damas de Blanco en Estados Unidos, indicó, por su parte, que está de acuerdo, pero no "contenta del todo", porque a su juicio las relaciones diplomáticas deberían volver al "status quo" de antes de la normalización acordada por Barack Obama con Raúl Castro en 2015.

Estados Unidos suspendió este viernes indefinidamente la emisión de visados a cubanos desde su embajada en La Habana, y pidió a sus ciudadanos que no viajen a Cuba, al asegurar que no puede garantizar su seguridad tras los "ataques" sufridos por al menos 21 estadounidenses destinados en la isla.

Además, el Gobierno de Estados Unidos prevé alertar a sus ciudadanos del peligro de ser víctimas de "ataques" si viajan a Cuba.

"Es un golpe fuerte (y) los cubanos querían evitar esto", sostuvo Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis con sede en Washington.


Solo entre enero y mayo de este año visitaron Cuba 284.565 estadounidenses, una cifra que supera el total de visitantes de ese país en 2016, según datos oficiales. Estados Unidos deja en Cuba al personal mínimo necesario para que se encargue de emergencias y de asistir a los ciudadanos norteamericanos en el país caribeño. La trama de los "ataques sónicos" parece extraída de la Guerra Fría, pero ocurre en plena distensión entre Washington y La Habana. "En ese sentido, es un alivio que no fue tan radical".

El Departamento de Estado afirmó que no hay ruptura ni cambio en los vínculos diplomáticos. El senador republicano de origen cubano, Marco Rubio, envió una carta a Tillerson reclamando medidas extremas.

La medida pretende "minimizar el número de personal estadounidense con riesgo de quedar expuestos" a los ataques, explicó la fuente.

Hace tres días, el canciller cubano Bruno Rodríguez se reunió en Washington con su homólogo estadounidense Rex Tillerson, a quien le planteó que sería lamentable que se politizara el asunto y adoptaran "decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes".