Aseguran que México recibió su "primera agresión" en negociaciones del TLCAN

Posted Setiembre 28, 2017

En la tercera ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) comienzan a salir a flote los temas complicados; Canadá presentó una propuesta laboral sobre salarios en México y Estados Unidos se pronunció a favor de aranceles para proteger su industria agroalimentaria.

Sin embargo, esta posibilidad parece que no será posible ya que esta mañana la cancillería canadiense emitió otro comunicado en donde aclara que, después de la declaración conjunta, prevista para las 14:30 hora local, sólo la ministra Freeland dará una conferencia de prensa, al filo de las 15:15 horas.

México, Canadá y Estados Unidos llegan a la mitad del calendario fijado de siete rondas de negociación con marcadas diferencias, que se llevarán a la próxima ronda en Washington en octubre.


Preguntado por reporteros en Ottawa sobre la falta de propuestas específicas sobre temas clave, Melle dijo: "hemos estado trabajando muy duro para que no haya problemas".

John Melle, jefe negociador de Estados Unidos, informó la semana pasada que Estados Unidos presentará nuevas propuestas de texto en la ronda actual de negociaciones, argumentando que "los temas más desafiantes comenzarán a ocupar un lugar central".

La disputa entre la estadounidense Boeing y la canadiense Bombardier ha estado presente en los cuatro días de esta ronda de negociaciones que concluye este miércoles en Ottawa.


Funcionarios mexicanos y canadienses han expresado su preocupación porque Estados Unidos aún no han presentado detalles sobre algunas de las cuestiones más difíciles, como las reglas de origen, que establecen la cantidad de producto que debe originarse en un país del TLCAN.

Estados Unidos quiere imponer condiciones para que "la temporada donde Georgia o Florida produzcan blueberries (arándanos) o fresas México no pueda exportar o le impondrían un gravamen", precisó De la Vega. La delegación de EU aseguró que la propuesta laboral aseguraría mecanismos ejecutables para mejorar los estándares laborales en el TLC, pero sindicatos de Canadá aseguraron que no era adecuada.

Dias dijo que el lenguaje del TPP tenía "grandes limitaciones" y fue recientemente probado en una queja de Estados Unidos contra los derechos laborales de Guatemala bajo el tratado de libre comercio entre República Dominicana y Centroamérica, conocido como CAFTA-DR.


Reiteró que Estados Unidos seguirá buscando la manera de reducir su déficit comercial y buscará un acceso reciproco para los productores agrícolas y lácteos de Estados Unidos.